Qué como

Al cachón le encantar comer crustáceos y peces de la bahía de Santander y para ello los captura con técnicas diferentes: Si le apetece comer un cámbaro, emplea los brazos cortos para atrapar a su presa por la parte posterior. Si por el contrario tiene apetito de peces, esquilas y otras presas nadadoras, va a por ellas lanzando los brazos retráctiles. Luego, hiere a sus presas con sus mandíbulas y las lanza una saliva paralizante.

Después, con el tiempo, es otro cantar… ya que soy pescado y degustado por todo tipo de persona a las que les gusta mi cuerpecito.

Anuncios